Más de 3 millones de dueños de viviendas  ahorran dinero con la refinanciación: 3 aspectos a considerar

(BPT) - A pesar de que las tasas hipotecarias alcanzaron niveles mínimos históricos durante el último año, muchos propietarios todavía no han considerado refinanciar su hipoteca. El proceso de refinanciar una hipoteca consiste, esencialmente, en reemplazar una hipoteca existente por otro préstamo con nuevos términos, y potencialmente, una tasa de interés más baja. Los dueños de viviendas que pertenecen a los grupos de ingresos más bajos podrían estar convencidos de que no serán elegibles para refinanciar, debido a la alta deuda en comparación con sus ingresos, un mal historial de crédito, o la falta de ahorros para cubrir gastos de cierre.

Hoy en día existen nuevas opciones de refinanciación disponibles para que los pagos hipotecarios mensuales sean más accesibles. Fannie Mae— hace posibles que las hipotecas de tasa fija a 30 años, y viviendas de alquiler sean accesibles para millones de personas en los Estados Unidos Fannie Mae creó recientemente RefiNow, opción para facilitar a que los prestamistas ayuden a propietarios elegibles con salarios del 80% o inferiores al promedio de ingresos de la zona donde viven, a obtener una tasa de interés más baja y reducir sus mensualidades.

“Generalmente, los dueños de vivienda de bajos ingresos refinancian a un ritmo más lento que los de altos ingresos”, explica Katrina Jones, vicepresidenta de Igualdad Racial, Estrategia e Impacto de Fannie Mae. “La refinanciación puede ayudar, especialmente a aquellos que tienen un préstamo con tasa de interés alta o ajustable; a que los costos de vivienda sean más accesibles y sostenibles al reducir sus pagos hipotecarios, reducir la cantidad total de intereses pagados durante la existencia del préstamo, o proporcionar pagos hipotecarios mensuales más estables".

Según la Agencia Federal para el Financiamiento de la Vivienda (FHFA, por sus siglas en inglés), la nueva opción RefiNow requiere que los propietarios elegibles ahorren al menos $50 en su pago mensual de hipoteca, aunque potencialmente podrían ahorrar hasta de $100 a $250 al mes.

También ofrece ahorros de hasta $500 en gastos adicionales por concepto de tasación.

“Si eliminamos algunas barreras percibidas— como los gastos por concepto de tasación—, podemos poner las opciones de refinanciamiento con ahorros al alcance de más propietarios de viviendas, para mejorar la asequibilidad y promover la propiedad sostenible”, añade Jones.

La experta nos ofrece tres razones para considerar la refinanciación en estos momentos:

    1. Las tasas de interés son bajas – Las tasas hipotecarias siguen siendo bajas, a pesar de los aumentos moderados. Según la investigación de Fannie Mae, los expertos esperan que la tasa hipotecaria fija a 30 años promedie el 3% hasta 2021, antes de comenzar a aumentar en 2022. La conclusión para los propietarios de viviendas es la siguiente: todavía hay tiempo para considerar la refinanciación.
    2. Reducir sus pagos hipotecarios mensuales – Refinanciar a una tasa de interés más baja puede disminuir los pagos mensuales de la hipoteca, lo que podría incrementar los ahorros cada mes. La refinanciación también puede reducir el monto total de los intereses pagados durante la existencia del préstamo, dependiendo de los términos del nuevo préstamo y del existente.
    3. Solo basta una llamada para comenzar– Los propietarios de viviendas deben comunicarse con varios prestamistas hipotecarios para analizar las opciones de refinanciación, y encontrar la mejor opción y los mejores términos que se adapten a su situación. Además, siempre deben comparar ofertas y precios.

Los propietarios que se cuestionan si la refinanciación tiene lógica financiera, pueden acceder a la Calculadora de Refinanciamiento de Fannie Mae, y obtener más información sobre las opciones de refinanciamiento en el sitio web KnowYourOptions.com.

Load comments