De los cortacéspedes a los sopladores de nieve: preparación de los equipos para el cambio de estación

(BPT) - Mientras termina la limpieza de su patio y mira el pronóstico del tiempo para ver si hay señales de invierno, es hora de hacer la transición del cortacésped al soplador de nieve.

No es tan simple como guardar una máquina en el garaje mientras saca la otra. Preparar su equipo al momento de guardarlo es vital para que dure por muchas temporadas.

Primero, prepare su equipo para guardarlo

Revise el manual del propietario para obtener consejos específicos para el almacenamiento de equipos eléctricos de uso al aire libre, desde cortacéspedes hasta podadoras. Si ha perdido los manuales, puede buscar en línea los manuales para casi cualquier producto.

  • Limpie su equipo

Limpie su equipo a fondo antes de guardarlo. Quite el barro, la suciedad y los recortes de césped, posteriormente seque todos los componentes de su equipo. La suciedad y la humedad pueden dañar sus equipos.

  • Haga reparaciones

Este es un buen momento para verificar si su equipo está dañado y para reemplazar piezas viejas si es necesario. Revise los filtros de combustible, los filtros de aire y las bujías y reemplácelos según sea necesario. Lubrique las piezas móviles con aceite. Retire y afile las cuchillas del cortacésped para dejarlas listas para la próxima primavera. Si no es un manitas, entonces lleve su máquina a un taller de motores pequeños o a una ferretería.

  • Drene o estabilice el combustible

Dependiendo del tipo de cortacésped, puede haber recomendaciones específicas para preparar el depósito de combustible. No debe dejarse gasolina en el depósito, ya que la gasolina se degradará, dejando una acumulación que obstruye el sistema de combustible. Siga las recomendaciones del fabricante de su cortacésped y otros equipos, que pueden incluir el drenaje del combustible, hacer funcionar la máquina hasta que se agote el combustible o simplemente agregar estabilizador de combustible. También se recomienda que cambie el aceite.

  • Quite la batería

Para equipos con batería, retire y cargue completamente la batería antes de guardarla durante el invierno. Guarde las baterías en un estante de plástico o madera, el estante no debe ser metálico y la batería no debe quedar almacenada haciendo contacto con objetos metálicos.

Una vez que haya limpiado adecuadamente su equipo de verano y lo haya guardado de manera segura, estará listo para enfrentar el invierno.

Luego, prepare su soplador de nieve

Mientras se prepara para el invierno, revise sus necesidades de equipo y evalúe qué tan bien o mal se desempeñó su soplador de nieve la temporada pasada.

  • Revise su soplador de nieve

Haga una inspección cuidadosa antes del primer uso. Asegurarse de que todas las tuercas y tornillos estén apretados, la bujía limpia y libre de óxido y todas las piezas en buenas condiciones, previene dolores de cabeza cuando se enfrenta a la primera tormenta de nieve de la temporada. Revise las correas para detectar signos de desgaste y reemplácelas si fuese necesario. Lubrique las piezas móviles y agregue combustible nuevo antes de comenzar. Es aconsejable usar estabilizador de combustible, ya que no sabe cuánto tiempo pasara hasta la próxima nevada. Cambie el aceite poco después de comenzar a usarlo, especialmente si no lo hizo la primavera pasada cuando guardó su equipo.

  • ¿Necesitas equipos nuevos?

Si su soplador de nieve tiene varios años o parece inadecuado para el trabajo, puede que sea tiempo de hacer una actualización. Si su máquina se atasca y no puede seguir el ritmo, o si el tamaño es incorrecto para la cantidad de nieve que tiene que sacar, considere un modelo que se ajuste mejor a su situación.

Soplador de nieve de etapa única: es el soplador de nieve más pequeño y ligero, a menudo su capacidad no le permite manejar áreas grandes, nevadas de más de 8 pulgadas o nieve pesada y húmeda.

Soplador de nieve de doble etapa: Una barrena del soplador primero recoge la nieve y luego usa un impelente para descargar la nieve más lejos, lo que lo convierte en una mejor opción para trabajos pesados o áreas más grandes.

Con un sistema de doble etapa como las series 200, 300 y 400 de Husqvarna, los sopladores de nieve pueden atravesar la nieve compactada, ya que primero muelen la nieve antes de pasarla a la cámara para su descarga. Esto puede reducir considerablemente las probabilidades de obstrucción de la máquina. Los sopladores de nieve de doble etapa también funcionan mejor en superficies de grava, ya que pueden ajustar las zapatas de deslizamiento para que la máquina no recoja las piedras junto con la nieve.

Husqvarna ofrece opciones de sopladores de nieve que se adaptan a diferentes necesidades de tamaño y potencia.

Las series 200 y 300 tienen una transmisión de discos de fricción, que las hace confiables para el uso residencial promedio.

  • Serie 200: diseñada para despejar entradas de automóviles o caminos más grandes, la serie 200 ofrece sopladores de nieve de alto rendimiento con anchos de trabajo de 24, 27 o 30 pulgadas. Las características de esta serie incluyen empuñaduras calefaccionadas, luz delantera LED y un arrancador eléctrico para arranques rápidos bajo cualquier clima. Los dos modelos más anchos ofrecen dirección asistida.
  • Serie 300: esta serie está diseñada para uso pesado en áreas grandes, bajo cualquier condición climática. Esta esta serie también incluye empuñaduras calefaccionadas, luz delantera LED y arranque eléctrico. El modelo más ancho también ofrece dirección asistida.

Los sopladores de nieve de la serie 400 utilizan una transmisión hidrostática, la cual es la mejor opción para manejar nieve húmeda y pesada. Con la transmisión hidrostática es fácil variar suavemente la velocidad de avance para que coincida con las condiciones de nieve del momento.

  • Serie 400: La serie 400 es para profesionales que necesitan un soplador de nieve de rendimiento máximo. La banda de rodadura continua provee una tracción superior, brindando una propulsión inmejorable en superficies resbaladizas, colinas y nieve más profunda.

Adquirir el equipo adecuado y cuidarlo apropiadamente entre una temporada y la otra, significa estar siempre listo para lo que la Madre Naturaleza nos envíe.

Load comments